Publicidad

Cómo cuidar un tatuaje recién hecho



Cómo cuidar un tatuaje recién hecho



Lo primero es no quitarse la venda o el plástico protector (Sara Wrap o vinipel) untado de gel antibacterial, que el artista ha puesto en la zona del tatuaje para cubrirlo de polvo, gérmenes o cualquier contacto con alguna superficie contaminada. Además le ayuda a absorber la sangre que puede salir después de haber terminado el trabajo, y que es normal que ocurra. Por eso es importante dejarse el plástico durante tres horas aproximadamente.

Después de que pasan las tres horas, es momento de limpiar el tatuaje usando un jabón antibacterial y secarlo con mucho cuidado. Es importante hacerlo con los dedos de la mano y no utilizar ningún paño porque puede ser muy agresivo. Al momento de bañarse, hacerlo máximo con agua tibia –mucho mejor si es fría-, y evitar que el chorro caiga directamente sobre el tatuaje. De resto tratar de utilizar jabón antibacterial mientras el tatuaje cicatriza.

Las cremas humectantes son de vital importancia para llevar a cabo el proceso de cicatrización y que además evitan la picazón, produciendo una sensación de alivio. Si en la tienda donde se hizo el tatuaje no le vendieron ninguna crema, lo mejor es aplicar crema Lubriderm extra-humectante, recomendada por tatuadores debida a sus propiedades.  Ahora bien, use poca crema y espárzala lo que más pueda para evitar que la ropa se pegue y arranque las costras.  También evite productos como vaselina o que contengan aceites espesos.

En cuanto al sol, siempre evítelo. Este va a ser el peor enemigo de sus tatuajes, por lo que en los primeros días de cicatrización no deje que le caiga sol a la zona tatuada. Y si este es un lugar muy complicado de tapar con ropa, como cuello y manos, use protector solar con un alto número de protección. Sobre todo, procure durante los primeros días no ir a la playa o a lugares donde el sol es muy fuerte.

De las peores cosas que puede haber cuando se tiene un tatuaje recién hecho es lo mucho que este pica, pero por nada del mundo se lo rasque. Pues al hacerlo puede tumbar las costras que se van formando y que deben dejarse caer solas.  Quitar una costra puede hacer que esa parte no cicatrice bien y seguramente va a necesitar retoques posteriores.

Pero no crea que una vez cictraizado el tatuaje, este ya no necesita de más cuidados. Todo lo contrario, por el resto de su vida lo ideal es que siempre lo humecte con cremas y se aplique protector solar porque con el tiempo el sol va matando el brillo de los colores, sobre todo los colores pasteles. Y la última recomendación es evitar las maquinas bronceadoras debido a que sus efectos se multiplican por dos con respecto a los rayos naturales del sol. Y algunos retoques pueden ser buenos para conservar un buen aspecto de sus tatuajes y que usted quiere que siempre se vean bien.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes